Tipos de colchones futones: ventajas y desventajas

En un mundo en el que cada vez somos más conscientes de la importancia de elegir productos naturales que respeten tu salud y el medio ambiente, la elección del colchón adecuado se convierte en una decisión vital. Si estás buscando una alternativa a los colchones tradicionales de espuma y viscoelásticos, los futones pueden ser la respuesta perfecta.

Originarios de Japón, los futones adaptados al estilo occidental suelen ser colchones elaborados con capas de algodón o lana cardada. Su firmeza, funcionalidad y flexibilidad, los convierten en una opción ideal para quienes buscan un descanso confortable y natural. A continuación, te presentamos todo lo que necesitas saber sobre los colchones futones adaptados al estilo occidental, desde sus diferentes tipos hasta sus beneficios para la salud.

¿Qué colchones futones hay en el mercado?

Existen diferentes tipos de colchones futones en el mercado europeo, cada uno con sus propias características y ventajas. A continuación, te contamos los más comunes:

  • Futones de algodón: Estos futones tienen una firmeza media, ideales para personas que duermen boca arriba o boca abajo. Sin embargo, no proporciona el mismo nivel de soporte que otros materiales, por lo que no es apto para aquellos que necesitan un mayor apoyo para la columna vertebral y las articulaciones. Además, el algodón tiende a retener la humedad y es propenso a los ácaros, por lo que puede ser un problema para personas con alergias o que buscan un colchón higiénico.
  • Futones de lana: Los futones de lana son más suaves que los futones tradicionales de algodón. Son una buena opción para personas que buscan un colchón más confortable y que duermen de lado. Además, regulan la temperatura y absorben la humedad, por lo que se recomiendan para personas que sudan en la cama.
  • Futones de látex: Un colchón futón de látex es elástico y se adapta a la forma del cuerpo. Son ideales para personas que buscan un colchón que alivie la presión y que duermen en diferentes posiciones. Sin embargo, su transpirabilidad es muy baja. Por lo que no es recomendable para personas que buscan un colchón fresco. Además, los futones de látex suelen ser muy caros y más pesados. Teniendo en cuenta que hay que moverlo con frecuencia para ventilarlo, no es la opción más recomendable.
  • Futones mixtos: También existen futones que combinan diferentes materiales, como algodón y látex, o lana y lino vegetal. Estos futones ofrecen las ventajas de los diferentes materiales que los componen.

Mientras que los futones de algodón pueden tener problemas con la firmeza y la absorción de humedad, los futones de látex pueden ser más costosos, pesados y poco transpirables. Es importante considerar estas desventajas al elegir el tipo de futón que mejor se adapte a tus necesidades y preferencias.

¿Cómo son nuestros colchones futones?

En Colchones de Lana, ofrecemos una amplia variedad de colchones futones elaborados con los mejores materiales naturales para colchones. Nuestros futones están hechos a mano por nuestro artesano Francesc Roca, quien utiliza técnicas tradicionales propias y heredadas para crear colchones ecológicos, únicos y personalizados.

Ofrecemos colchones futones de lana, colchón futón con pelo de caballo, colchones futones de lana y lino vegetal y futón de lana y muelles ensacados.

Consigue un colchón futón 100% tradicional, económico y propio

Francesc Roca, nuestro colchonero artesano con más de tres décadas de experiencia, crea diferentes colchones futones siguiendo sus propias técnicas para convertir el futón japonés en un colchón futón adaptado a camas convencionales. Si estás buscando un futón cómodo, duradero y a buen precio, no dudes en contactarnos. Nuestro artesano Francesc Roca estará encantado de asesorarte y ayudarte a encontrar el colchón perfecto para ti.

× ¿Cómo puedo ayudarte?